¿Te gusta decir groserías? Conoce sus beneficios

malas palabras

Los seres humanos, por naturaleza tenemos características que muchos no se explican, sobre todo tratándose de las actitudes o las reacciones que tenemos ante diversas situaciones, claro está, no todos lo hacemos de la misma forma, por tanto, nunca se sabe a ciencia cierta cómo reaccionará otra persona ante un evento en específico, a menos que le conozcamos a la perfección, o casi. Por ejemplo, quizá notaste en algún amigo que a simple vista es una persona dulce, tranquila y espiritual, que al encontrarse con una mala noticia, reacciona de una manera totalmente inesperada, expresándose tal y como tú jamás imaginaste.

Además, aunque a algunos les cueste reconocerlo,  lo mismo es muy posible que pase contigo frente a otras personas, y de seguro, de vez en cuando se te escapaba alguna mala palabra. Pues bien, te contamos que estas groserías o expresiones no muy bonitas, tienen un beneficio para los seres humanos, así que si sigues leyendo sabrás qué decirle a los demás cuando te pidan que no te expresas de esa forma. ¡No pierdas detalle!

Aunque nuestras madres nos han enseñado desde pequeños que decir groserías es igual a mala educación, estudios demuestran que esta acción tiene efectos beneficiosos en el ser humano. De manera que, a través de las malas palabras, en la mayoría de los casos, buscamos dejar un mensaje más claro y demostrar más profundamente nuestros sentimientos, y en muchas ocasiones, este resulta ser más persuasivo, sobre todo cuando hablamos de emociones fuertes, como la ira y demás.

Cabe señalar que, las palabrotas se procesan un lugar distinto del cerebro, al que se especializa en el vocabulario, en el hemisferio izquierdo del órgano inteligente, específicamente en el área del lenguaje. Además, como dato curioso debemos saber que en personas con afasia o trastornos del lenguaje, muchas veces es común que sea más fácil decir groserías, ya que estas se tratan en zonas más profundas, más no en la corteza del cerebro. Tal es el caso del síndrome de Tourette, en el cual los afectados tienden a pronunciar groserías continuamente y sin poder controlarlo.

Por otra parte, sabemos que las groserías cambian según cada cultura, así pues, lo que en Venezuela puede considerarse una mala palabra, en España puede que no, por tanto, es primordial si viajas a otro país, estar al tanto de cuáles palabras puedes pronunciar sin cuidado.

Otro dato curioso del tema, es que en la edad media no se consideraba grosero nombrar ciertas partes del cuerpo, ya que la desnudez no era un tabú, sin embargo, en el renacimiento sí, tal y como en la actualidad, por tanto, en la cultura occidental y en muchas otras, es de muy mala educación hablar de los órganos sexuales en público y a la orden de todo el mundo.

Ahora, hablemos de las ventajas, y es que a muchos les ocurre que al recibir un golpe, la primera reacción es expresarse con alguna mala palabra y según expertos esto de alguna forma, alivia el dolor. Sí, aunque suene loco.

¿Y tú? ¿Qué piensas de las groserías?

Be the first to comment on "¿Te gusta decir groserías? Conoce sus beneficios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*