¿Sabes si sufres del síndrome de Anna Karenina?

celos-causan-divorcio-a-tu-salud

El amor es uno de los sentimientos que puede mover el mundo, nos embarga desde la niñez, con esas diminutas mariposas que sentimos en el estómago cuando vemos a algún chico que resulta atractivo, hasta la adultez, cuando ya el sentimiento es maduro y reservado.

Lo cierto es que no se limita solo a los sentimientos de atracción entre parejas, también al amor de una madre a sus hijos, la familia y los amigos. Sin embargo, en esta entrega te hablaremos de un nuevo síndrome que ha dado de qué hablar y se relaciona justo con el sentimiento que nace en las relaciones amorosas, pues a partir de allí, se han desarrollado una serie de síndromes y trastornos que conllevan, incluso a la depresión, y son cada vez más comunes.

Hoy te hablaremos del síndrome de Anna Karenina, que, incluso puede que hayas experimentado o conozcas a alguien que sí.

En primer lugar, te explicaremos en qué consiste este síndrome. Pues bien, se trata de aquel que se presenta sobre todo en las llamadas relaciones tormentosas o tóxicas, en las que sus integrantes pasan a valorar más a otra persona que a sí mismos. Y, aunque este síndrome no esté descrito en manuales de psiquiatría, expertos lo consideran una especie de trastorno afectivo-compulsivo.

Las personas que presentan este trastorno, se dice que aman con pasión y desenfreno, pero sus relaciones no resultan nada bien e incluso, pueden significar una mala experiencia para toda la vida.

Ahora que sabes de qué hablamos, te contaremos el porqué del nombre del trastorno.

Anna Karenina, es el personaje principal de una fantástica novela de Leon Tolstói, escrita en el siglo XIX. El autor nos presenta a una dama casada de alta sociedad, con los valores y costumbres básicas de una mujer del momento, que, además, se dejaba llevar por las apariencias e intentaba siempre cumplir con su papel de esposa y madre abnegada. Pero, todo cambia cuando conoce al Conde Vronsky, pues juntos viven una pasión que sale de lo común, hasta el punto en que deja todo por su amor y sufre de las críticas más crueles de la sociedad. Finalmente, la dama criticada no ve salida a su pasión y opta por el suicidio.

Pero, ¿cómo se relaciona esta historia con el síndrome? A continuación, conocerás las características del mismo.

#1- Generalmente, las personas que lo sufren entregan todo y sienten una especie de adicción.

#2- Para ellos no hay términos medios, siempre dan el todo por el todo.

#3- No se sienten plenamente felices, en cambio, viven en una constante angustia y sufrimiento.

#4- Las frases que más usan con su pareja: “Daría todo por ti”, “sin ti no soy nada”, “No sé qué sería de mi si no te tuviera conmigo”.

En fin, lo mejor de estar en una relación, es poder compartir tu vida con otra persona y teniendo la capacidad de amarse a sí mismo para poder hacerlo con los demás. Nunca olvides tus límites.

Be the first to comment on "¿Sabes si sufres del síndrome de Anna Karenina?"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*